Opinión / Columna
 
Manuel López Portillo 
Reflexiones: La Reforma Educativa, tendencias
El Sol de México
7 de enero de 2013

  En la actualidad, el interés político del sector financiero dominante en la ya aprobada Reforma educativa por el Congreso de la Unión, es consolidar su estructura jurídica con las modificaciones constitucionales al art. 73 y al INEE y obtener en el largo plazo un nuevo modelo educativo nacional, en el que predomine la participación del sector privado. Es, sin duda alguna, la continuación de un proceso iniciado décadas atrás, y que incluye ahora, de manera inobjetable, su extensión a todos los niveles educativos, desde la educación primaria, media, superior, tecnológica y también en la universitaria y la especializada, con resultados evidentes por su reconocido y creciente impacto e intervención sobre la enseñanza escolar en todos sus niveles. Desde los años sesenta, la participación y consolidación del sector privado en la enseñanza, ha sido constantemente progresiva, así como la creación de un número considerable de nuevas Universidades, que manifiestan su interés especifico en contribuir con su metodología pedagógica en la formación y conformación del conocimiento adquirido por sus egresados, con un criterio profesional institucionalizado y tendiente a integrarse al mercado universalizado de la competitividad.

Esta tendencia para penetrar profundamente en la estructura pedagógica, se observa en forma fehaciente en el desarrollo de las universidades privadas en las que el modelo profesional terminado por sus egresados, se ocupa, casi de manera inmediata en el mercado laboral de las empresas del sector privado tanto nacional, como en menor grado del internacional, de igual forma sus servicios son ocupados cada vez más, por el sector público mexicano, en las plazas técnicas, de planeación, desarrollo, económicas y políticas.

Tal parece suponer que dadas las condiciones actuales de la economía mundial y del Modelo globalizador que la domina, está tendiendo su poder de dominio en general en la comunidad internacional para influir en la enseñanza los países miembros y México, no es la excepción, como ya se ha hecho saber públicamente del interés de algunos medios de comunicación, del Consejo de mexicano de hombres de negocios y entre otros de la Fundación denominada Mexicanos primero. Sería muy relevante demostrar objetivamente la participación, en los últimos 40 años, las posiciones sociopolíticas y de decisión sustantiva, que han ocupado los egresados por las diferentes universidades, en la administración pública federal, desde la Presidencia de la República, Secretarias de Estado, subsecretarías. Direcciones generales, Subdirecciones, industrias y empresas para estatales, desconcentradas, etc, para conocer el perfil Universitario de cada uno de sus responsables. Así, de esta manera se estará en la posibilidad de conocer, la procedencia de los egresados y cual es el verdadero papel de nuestras Universidades, particularmente la UNAM, en la formación del capital humano, en el sustantivo funcionamiento de la Educación Pública, para orientar el destino de nuestro país a un modelo de desarrollo democrático, incluido con absoluta certeza en el agobiante e injusto Modelo de Desarrollo Neoliberal, del cual no nos podemos sustraer. Continuará

Neurocirujano Sociólogo Analista Político
 
Columnas anteriores
Columnas anteriores
Cartones
Columnas