Opinión / Columna
 
Las Leyes de Reforma: su actualidad 
Ministro Sergio A. Valls Hernández  
Los tribunales contencioso administrativos y sus retos futuros
Organización Editorial Mexicana
30 de junio de 2011

  Con el fin de actualizarse frente al surgimiento del nuevo Estado social de derecho, a partir de la Constitución de 1917, el Poder Ejecutivo amplió exponencialmente su interacción para atender los derechos sociales en materia de trabajo, salud, tenencia de la tierra, seguridad social y vivienda, etcétera, generando un crecimiento importante de su propia estructura. Ello no ocurrió con los otros dos poderes.

No obstante, debe destacarse que en el caso del Poder Judicial se crearía un nuevo tipo de tribunal, el contencioso administrativo, que tenía su razón de ser precisamente en la protección de los derechos de los gobernados que fuesen vulnerados por la cada vez mayor actividad administrativa del Estado.

El primer tribunal mexicano de esta naturaleza fue el Tribunal Fiscal de la Federación que al paso de las décadas se convertiría en el Tribunal Federal de Justicia Fiscal y Administrativa. El Tribunal de lo Contencioso Administrativo del Distrito Federal por su parte fue creado por la Ley publicada en el Diario Oficial de la Federación el 17 de marzo de 1971, y otras entidades federativas siguieron el camino abierto en los ámbitos federal y local.

La evolución de los tribunales contencioso administrativos ha caminado de la mano de tres retos principales que se han planteado: (1) cómo ampliar los medios de defensa del administrado frente a las organizaciones de los entes públicos gubernamentales. (2) Cómo establecer controles de legalidad a la actuación administrativa que no afecten la eficacia y eficiencia de las administraciones públicas. (3) Cómo delimitar la discrecionalidad de las autoridades administrativas, sin invadir la esfera de autonomía propia de la función que les corresponde ejercer.

En los últimos años la transición democrática de México explicablemente hizo que la atención de la doctrina se centrara en la justicia constitucional, sobre la cual se ha elaborado ya una rica doctrina que seguramente seguirá aumentando en calidad y cantidad. Pero es deseable que en el futuro el estudio del derecho administrativo -y dentro de éste la investigación académica sobre la función de los tribunales contencioso administrativos en México- cobre mayor relevancia.

En otras democracias constitucionales dichos tribunales han llegado a convertirse en el segundo tribunal en importancia inmediatamente después de los tribunales constitucionales, lo que se explica porque es la actividad administrativa del Estado contemporáneo la que tiene mayor capacidad de afectar derechos e intereses de los gobernados.

Hay que reparar en el hecho que la creciente posibilidad de afectar a los gobernados como efecto colateral indeseado de la actividad administrativa de las grandes tareas sociales del Estado, que la Constitución mexicana encomienda a la Federación, también se presenta por razones diferentes en el ámbito municipal. No es nada desdeñable el beneficio -o el perjuicio- que la actividad administrativa de los gobiernos municipales puede causar, por ejemplo, al ejercer su potestad del uso del suelo.

A manera de ejemplo, la intensidad de los movimientos telúricos en el Distrito Federal y, más recientemente, las inundaciones en diversas ciudades de la República, ha hecho evidente para el ciudadano de a pie lo que la ciencia ya venia indicando desde hace años: que el crecimiento incontrolado de pueblos y ciudades pone en peligro derechos básicos como el derecho a la vida. En este orden de ideas es de tener en cuenta que el calentamiento global parece haber alterado los ciclos hidrológicos del planeta, por lo que la frecuencia e intensidad de las lluvias anuncia desgracias en vidas humanas en nuestro país si el ordenamiento territorial de los estados y municipios no se toma en serio. Los tribunales contencioso administrativos tendrán una enorme responsabilidad en este proceso, que ya se anuncia con claridad.

* savallsh@mail.scjn.gob.mx
 
Columnas anteriores
Columnas anteriores
Cartones
Columnas